AGROMERCADO, SEMANA DEL 11 AL 15 DE MARZO

Semana de ganancias generalizadas para los commodities agrícolas en el mercado mundial de referencia, donde el clima comienza a tomar protagonismo.

Maíz

El balance semanal para el maíz en la Bolsa de Chicago resultó positivo, donde las posiciones mayo y julio del cereal ganaron 2.47 y 2.34%, al pasar de 143.40 a 146.94 y de 147.04 a 150.49 dólares por tonelada. La operación en torno al maíz estuvo afectada por fundamentos mixtos. Aunque, finalmente la balanza se inclinó en sentido positivo. En líneas generales, el mercado permaneció debilitado por el ingreso de la gran cosecha sudamericana. En Argentina las tareas comenzaron a darse con rendimientos notables y se proyectó una cosecha de 46-47 millones de toneladas. En tanto en Brasil, la cosecha de maíz de primera asciende al 43% del área, mientras que la plantación de segunda cubre más del 90% de la superficie. Ante este escenario, se estima que la cosecha pudiera alcanzar un volumen de 92 millones. Otro elemento que operó en detrimento de los precios fue el desempeño del sector exportador. Ya la semana anterior, el USDA había previsto una caída en la demanda externa, reflejando un aumento de los inventarios finales. En la actual semana, los datos vinculados a las ventas externas transmitieron ánimo bajista. El USDA señaló negocios por 0.847 millones a penas por encima del límite inferior del rango estimado por los operadores de 0.8 – 1.5 millones de toneladas. En sentido contrario, el mercado encontró estímulo en dos elementos particulares.  Por una parte, no debe dejar de mencionarse el ascenso en los valores del trigo y la soya, que trasladaron firmeza al maíz. Por otra parte, los operadores comenzaron a poner atención en el inicio de la temporada americana. Así, las bajas temperaturas y los anegamientos en algunas regiones del medio oeste estarían imponiendo demoras en las tareas de fertilización y siembra. Si bien aún resulta temprano para despertar mayores temores, este evento climático aportó firmeza a los precios.

Trigo

El balance de la semana resultó positivo para los trigos en los Estados Unidos, donde las posiciones de mayo julio en Chicago ganaron 5.18 y 4.64%, al pasar de 161.49 a 169.85 dólares por tonelada. En Kansas, el alza resultó menos pronunciada, sin embargo, en la plaza los mimos contratos ganaron 2.84 y 2.61% al pasar 158.27 a 162.77 y de 161.76 a 165.99 dólares por tonelada. Los futuros de trigo pusieron fin a su trayectoria bajista y lograron acumular ganancias. Si bien los fundamentos no han cambiado sustancialmente, la recuperación tuvo lugar desde elementos técnicos. En líneas generales, los precios del trigo se vieron impulsados por una corrección técnica, dado que el escenario fundamental siguió transmitiendo señales en sentido contrario. En las últimas semanas, los precios en CBOT tocaron mínimos de 14 meses. Así, compras técnicas apuntalaron los precios y las alzas encontraron impulso adicional en un mercado donde los fondos especulativos habrían revertido parcialmente su posicionamiento. Los mismos habían alcanzado una posición vendida neta de gran volumen (máxima para el año, en más de 100,000 contratos). En la misma línea, se podía observar como el índice de fuerza relativa (RSI), se mantenía en niveles de sobre venta desde hace varias semanas. Otros indicadores aportaban señales en sentido similar. En tanto, el dólar se debilitó moderadamente frente a las demás divisas del mundo, operando de forma positiva sobre los precios. El índice DXY, manifestó una caída de 0.71%, ubicándose en 96.61 unidades. De todos modos, la recuperación estuvo limitada por la amplia disponibilidad de trigo a nivel mundial. El mercado exportador continuó demostrando una notable competencia, la cual dificultó la participación del trigo americano. En este sentido, el reporte sobre exportaciones convalidó la presión al totalizar 0.346 millones de toneladas, ubicándose muy por debajo de lo observado la semana anterior y del rango inferior esperado por los operadores (0.45 a 0.75 millones). De igual manera, las grandes existencias globales pesaron sobre los precios. Como novedad, en la semana se divulgaron buenas perspectivas de producción para Francia y la región del Mar Negro.

Soya

El balance del segmento resultó positivo para los precios de la soya en la Bolsa de Chicago, dado que los contratos mayo y julio ganaron 1.51 y 1.46% al pasar 329.13 a 334.09 y de 334.28 a 339.14 dólares por tonelada. La ausencia de novedades en torno al conflicto comercial entre China y EE.UU. imponía presiones a los valores, pero los movimientos fueron, finalmente, revertidos ante una serie de noticias vinculadas a la oferta y a la demanda en EE.UU. Por una parte, en un mercado que ya focaliza en la nueva temporada, los precios ganaron impulsos al conocerse una encuesta anual sobre proyecciones de siembra para EE.UU. La misma, elaborada por Allendale Inc., señaló una intención de 34.12 millones de hectáreas., la cual se ubicó ligeramente por debajo de lo indicado por el USDA en el Foro Agrícola Anual (34.4 millones). Por otra parte, respecto al ciclo comercial en curso se adicionó respaldo, ante datos positivos de demanda externa e interna. Primero, el USDA reportó un volumen semanal de exportaciones de 1.9 millones de toneladas, en línea con el máximo previsto por el mercado. Luego, la NOPA (Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas) anunció un volumen de molienda de 4.2 millones de toneladas para el mes de febrero, alcanzo nueva marca para dicho mes del año. Por último, se destaca que los avances encontraron limitaciones ante las mejorías registradas en la producción de Argentina. En este sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario aumentó la proyección a 54 millones de toneladas.

AGROMERCADO SEMANA DEL 11 AL 15 DE MARZO

AGROMERCADO SEMANA DEL 11 AL 15 DE MARZO

AGROMERCADO SEMANA DEL 11 AL 15 DE MARZO

AGROMERCADO SEMANA DEL 11 AL 15 DE MARZO