El análisis de los precios de maíz, trigo y soya en AGROMERCADO

AGROMERCADO SEMANA 20 DEL 15 AL 19 DE MAYO

El escándalo de corrupción en Brasil, destapado el jueves, fue el tema de la semana del 15 al 19 de mayo para el mercado internacional, dado que la fuerte devaluación del real frente al dólar influyó en forma decisiva sobre el valor de la soya en Chicago, que terminó el segmento comercial a la baja. Esta situación impactó de igual manera sobre el maíz que, no obstante, logró cerrar con ligeras alzas gracias al repunte del viernes debido a cuestiones climatológicas. Para el trigo el balance dejó ligeros altibajos, en momentos en que arranca la cosecha de las variedades de invierno.

Maíz

Con ligeras alzas cerró la semana del 15 al 19 de mayo de maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos julio y septiembre sumaron 0.40 y 0.20%, al pasar de 146.06 a 146.65 y de 149.20 a 149.50 dólares por tonelada. Entre las noticias que influyeron sobre las cotizaciones del cereal se destacaron, en el inicio de la semana, el buen avance de la siembra sobre el Medio Oeste y, el jueves, el escándalo de corrupción del presidente brasileño. En tanto que, en el cierre de la semana, la posibilidad de un fin de semana lluvioso sobre las zonas donde se siembran el maíz 2017/2018 alentó compras desde el sector especulador.

En cuanto al progreso de los cultivos en los Estados Unidos, el lunes el USDA estimó el avance de siembra de maíz sobre 71% de la superficie apta, por encima del 47% de la semana pasada; por debajo del 73% vigente un año atrás, pero por encima del 70% promedio de las últimas cuatro temporadas. La cifra oficial quedó por encima del 68% previsto en promedio por los operadores. El organismo añadió que han emergido 31% de las plántulas, contra el 15% de la semana anterior; el 41% de 2016, y el 36% promedio.  Respecto al ritmo de las exportaciones, el impacto en los precios del maíz del reporte del jueves resultó de neutro a levemente positivo. En efecto, el USDA reveló ventas de cosecha vieja por 705,400 toneladas, por encima de las 277,700 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por el mercado, de 500,000 a 750,000 toneladas. En cuanto a la cosecha nueva, el organismo declaró operaciones por 168,000 toneladas, frente a la cancelación de 55,.100 toneladas de la semana anterior y dentro del rango esperado por los operadores, de 50,000 a 250,000 toneladas.

Trigo

Ligeros altibajos fue el resultado de la semana del 15 al 19 de mayo para el trigo de los Estados Unidos. En efecto, las posiciones julio y septiembre del cereal en la Bolsa de Chicago sumaron 0.,58 y 0.40%, al pasar de 159.01 a 159.93 y de 164.15 a 164.,80 dólares por tonelada. En contrapartida, en Kansas, los mismos contratos perdieron 0.29 y 0.21%, al pasar de 161.40 a 160.94 y de 167.55 a 167.19 dólares por tonelada.

El inicio de la cosecha de los trigos de invierno en los estados del sur fue el dato que generó bajas importantes en el inicio de la semana, sin embargo, en la última sesión del segmento comercial hubo fuertes alzas producto de las lluvias pronosticadas sobre las zonas aptas para la cosecha. Además, el viernes, los primeros resultados difundidos sobre las cosechas en Oklahoma y en Texas evidenciaron rendimientos inferiores a los previstos y un nivel de proteína también inferior al esperado. El sábado hubo lluvias importantes sobre el este de Oklahoma. Las malas condiciones se replicaron sobre Nebraska, Kansas y Texas, aunque con menor impacto. De igual manera, el deterioro de los cultivos continúa y, el lunes, el USDA ponderó 51% de las variedades de trigo de invierno está en estado bueno/excelente, por debajo del 62% de igual momento de 2016. En Kansas, estimó 44% de los cultivos en condición óptima, por debajo del 57% vigente un año atrás. En cuanto al trigo de primavera, el avance de la siembra fue estimado sobre el 78% del área prevista, cifra por debajo del 87% vigente un año atrás. Por otra parte, resultó positivo para los precios el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA reveló ventas 2016/2017 de trigo por 247,500 toneladas, frente a la cancelación de negocios por 24,200 toneladas del reporte anterior y por encima del máximo de 200,000 toneladas previsto por el mercado. En cuanto a las ventas 2017/2018, el organismo informó operaciones por 393,100 toneladas, por encima de las 273,400 toneladas de la semana pasada y cerca del volumen máximo esperado por los operadores, que manejaron un rango de 200,000 a 400,000 toneladas. Cabe destacar, que después de varios años el trigo estadunidense volvió a formar parte de la proveeduría egipcia.

Soya

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soya cerraron con resultado negativo en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones julio y agosto perdieron 1.04 y 1.09%, al pasar de 353.84 a 350.17 y de 354.49 a 350.,63 dólares por tonelada. El contrato noviembre, que marca el ingreso de la nueva cosecha, retrocedió 0.83%, al pasar de 352.65 a 349.71 dólares por tonelada. La suerte semanal de las cotizaciones se definió el jueves, tras el estallido del escándalo de corrupción en Brasil, que derivó en una devaluación del real frente al dólar superior a 8%.

En este análisis los operadores, y buena parte de los administradores de los grandes fondos de inversión, tuvieron en cuenta que tanto en Brasil como Argentina las ventas de soya están demoradas frente a igual momento de 2016 y a los promedios históricos. Es decir que, ante la mejora en la competitividad, que favorece a la demanda porque abarata sus compras y a los vendedores porque reciben más reales y más pesos por sus ventas, se abre una posibilidad de ventas masivas, sobre todo desde Brasil, que es el primer exportador global de frijol de soya, con un saldo exportable de 63 millones de toneladas, según la última estimación de la Conab. A este respecto, Safras & Mercado indicó el viernes que las ventas de soya brasileña 2016/2017 representan 50% de la cosecha, por debajo del 67% vigente un año atrás. En cuanto a Argentina, la Dirección de Mercados Agrícolas señaló que al 10 del actual las compras conjuntas de la exportación y de la industria suman 19´130,400 toneladas de soya; 13.62% por debajo del volumen negociado un año atrás, que ascendió a 22´146,000 toneladas.

A pesar de lo anterior, en la última sesión de la semana los precios recuperaron algo del terreno perdido el jueves, en parte por la parcial apreciación del real, pero también por la posibilidad de que las lluvias previstas para el fin de semana sobre el Medio Oeste demoren el avance de la siembra, que durante la semana anterior fue importante.

Acerca de los cultivos, el lunes pasado el USDA reveló el avance de la siembra de soya sobre 32% del área prevista, ligeramente por debajo del 34% vigente un año atrás. En cuanto a las exportaciones, resultó neutro para los precios de la soya el informe semanal del jueves, donde el USDA reportó ventas de frijol de soya de cosecha vieja por 355,300 toneladas.

Adaptado de Granar Research, recuperado el 21 de mayo de 2017 de: http://www.granar.com.ar/nota.asp?cid=49837