BIOECONOMUNDO, por Rodrigo Diez de Sollano

Desde que oí la frase “pon acción a tu indignación” me quedé con una tarea pendiente: ¿Qué hacer y qué proponer a otras personas frente al malestar que tenemos por el incremento de precio de la gasolina y en general, frente a las decisiones de gobierno con las que no estamos de acuerdo? La idea era no quedarnos satisfechos con un mensaje repetido en las redes sociales, con una burla a las autoridades, con un meme y después, nada…

Aquí les envío una propuesta concreta que incluye primero una serie de acciones a nivel personal y posteriormente un conjunto de acciones a nivel colectivo:

“Boicot caminando”

Es una muestra visible de nuestro desacuerdo con las medidas que ha tomado el gobierno federal no solamente en relación al precio de la gasolina, también acerca de la economía en general y otras decisiones que afectan la calidad de vida y la seguridad de los y las ciudadanas.

En primer lugar implica NO usar el automóvil ni utilizar el transporte público: que nos vean a miles en las calles caminando o circulando en bicicleta. En el momento que seamos 10 mil o 100 mil caminando en cada ciudad, vamos a tener impacto real. Incluyendo las madres y padres de familia llevando a sus hijos e hijas a la escuela caminando, para dar ese mensaje también a [email protected] pequeñ@s…

Claro que esto implica un gran esfuerzo de nuestra parte… Pero es muy importante tener claro que NO se trata de dejar de comprar combustible por tres días para luego volver a comprar más, sino que se pretende realizar una protesta de más largo plazo, pero los resultados los podremos ver, por ejemplo reduciríamos la importación y venta de gasolina y diesel y los ingresos del gobierno por impuestos al combustible y además estaríamos haciendo una protesta pacífica visible, muy visible, que haga saber a los gobernantes y a los propios ciudadanos de que podemos cambiar la situación.

Caminando en la calle nos veremos y nos dedicaremos una sonrisa que sea muestra de que: “tú y yo estamos del mismo lado”… También podemos diseñar un logotipo para utilizarlo en camisetas, en botones, en etiquetas, calcomanías, etcétera, con el lema: “YO CAMINO, NO UTILIZO COMBUSTIBLES=BOICOT CAMINANDO”.

En segundo lugar tenemos que presionar a quienes toman decisiones, por ejemplo los diputados y senadores y a los funcionarios públicos para que reduzcan el gasto en sus sueldos y prestaciones y que utilicen más eficientemente lo que recaudan por los impuestos en lugar de incrementarlos.

Y en tercer lugar, mantener una vigilancia permanente en lo referente al control de la corrupción que tanto daño hace a nuestro país… Los corruptos NO deben gobernar, ¡deben estar en prisión!

Pero es muy importante iniciar con el “BOICOT CAMINANDO” para darnos cuenta y hacernos conscientes de la fuerza que tenemos como ciudadanos si actuamos en una misma dirección, independientemente del color de nuestras convicciones políticas…

Te invito a que hoy mismo empieces a participar en esta protesta, ¡De Tí depende que tenga éxito!