Abuela

La mujer de 65 años viajaba en un tren Alemán con cuatro niños y una pistola de juguete muy realista que causó el temor entre los pasajeros.