Foro “Alimentación y medio ambiente: derechos humanos no excluyentes” en la FIL
  • Articular políticas agropecuarias, territoriales, ambientales y sociales: señala  Sergio Graf próximo secretario de Medio ambiente de Jalisco.

Guadalajara, Jal. 26 de noviembre de 2018.- La producción agroalimentaria y el cuidado del medio ambiente parecerían antagónicos, pero para académicos y funcionarios públicos son derechos humanos no excluyentes y requieren que Jalisco impulse políticas públicas que las armonicen, garanticen el acceso a los alimentos, apuntalen los servicios ambientales y reduzcan la emisión de contaminantes.

En el foro “Alimentación y medio ambiente: derechos humanos no excluyentes”, organizado por la Universidad de Guadalajara (UdeG) en la FIL 2018, el Director del Instituto de Energías Renovables del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), ingeniero Sergio Graf Montero, destacó que es vital articular las políticas agropecuarias con el desarrollo territorial, ambiental y forestal, a fin de reducir sus impactos en la producción de alimentos.

En Jalisco, dijo, hay fenómenos en el medio rural que afectarán su desarrollo sustentable: la inequidad y la pobreza. Muchos productores de leche viven en condiciones al límite, por lo que se requiere su bienestar para el cumplimento de las condiciones ambientales.

Otro se refiere al cambio climático y cómo todas las políticas públicas deben de establecer acciones para contener sus efectos y estar mejor adaptados. Pero no sólo eso, también se requiere tomar en cuenta una sustentable gestión del agua, la conservación de la biodiversidad y una política forestal para la zona huichol.

Esto es indispensable “ante un contexto de cambio climático, de disminución de precipitaciones y aumento de la sequía en regiones como Los Altos de Jalisco y la Ciénega, donde está la mayor parte de la producción pecuaria y agrícola del Estado”, indicó Graf Montero.

El universitario, quien será el nuevo titular de la Secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) de Jalisco, añadió que la Costa de Jalisco es donde está la mayor diversidad biológica del país, por lo que se necesita la articulación agropecuaria, especialmente de la ganadería pastoral, con la protección de las cuencas y el desarrollo turístico.

Durante el conversatorio, el Presidente Ejecutivo del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, licenciado Enrique Provencio Durazo, planteó que los temas de la alimentación y el cuidado del medio ambiente son críticos. “En su calidad de derechos, tenemos que pensar cómo garantizarlos y hacerlos exigibles”.

El también académico de la UNAM destacó que se requieren políticas heterogéneas que garanticen el acceso a la alimentación, no sólo con un ingreso adecuado, sino con una oferta suficiente y nutritiva, inocua y que cuide el medio ambiente; que incluyan el desperdicio, la carencia alimentaria y que no olvide la agricultura periurbana.

Otro punto básico son los costos ambientales de la agricultura y la ganadería para la producción de alimentos.

“¿Qué está significando la pérdida de agua, el impacto por generación de emisiones? Cuando tengamos más claros los costos, vamos a tratar de evitarlos”, sentenció Provencio Durazo.

El conversatorio fue organizado por los centros universitarios de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), de la Costa Sur (CUCSur) y CUTonalá. La inauguración corrió a cargo del Rector del CUCBA, doctor Carlos Beas Zárate, y fue moderado por el doctor Enrique Jardel Peláez.

Este último investigador del CUCSur, indicó que la agricultura, por ejemplo, consume 70 por ciento del agua dulce en el mundo. Además, ésta representa 30 por ciento del consumo de energía en el mundo y, por tanto, 30 por ciento de emisiones de gases efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

El Presidente del Comité Agua de la Fundación Gonzalo Río Arronte (FGRA), licenciado Francisco Mayorga Castañeda, consideró que una de las asignaturas pendientes de Jalisco es combinar, en forma adecuada, la productividad y la eficiencia económica con la sustentabilidad.

Mayorga Castañeda, quien fue titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en la administración del Presidente Felipe Calderón, planteó que se requiere que el productor, de todos los niveles, asuma el cuidado ambiental como parte de su trabajo.

El próximo Secretario de Desarrollo Rural de Jalisco (Seder), licenciado Alberto Esquer Gutiérrez, subrayó que la tarea es amplia y requiere no dejar de ser el líder agropecuario de México, pues aporta al país 14.11 por ciento del Producto Interno Bruto en el sector; pero también de atender los problemas ambientales, como el hecho de tener uno de los ríos más contaminados del territorio nacional, el Santiago.

“La tarea de producir alimento debe ser con mucho orden y regulación”, dijo, y añadió que ese trabajo debe hacerlo el gobierno, de la mano de productores, investigadores y otros actores.

Alimentos.