¿A QUIÉN REPRESENTAN LOS DIPUTADOS?

BIOECONOMUNDO, por Rodrigo Diez de Sollano @DeSollano

Para la historia
Hace unos días se reunió la comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados para analizar y votar la iniciativa conocida popularmente como #SinVotoNoHayDinero que propone reducir el presupuesto que reciben los partidos políticos para que obtengan recursos en proporción al número de votos válidos que alcancen. La comisión tuvo un receso para negociar las alternativas presentadas por diversos partidos políticos y al regresar a la reunión, ¡oh sorpresa! varios diputados del PRI, PAN y Verde ya no se presentaron, rompiendo el quórum de por lo menos la mitad más uno de los miembros (16 de los 30 integrantes de la comisión), por lo que la reunión tuvo que ser suspendida hasta nuevo aviso y dejando este asunto pendiente sin ser votado. Es decir, los diputados del PRI, PAN y Verde prefirieron no presentarse en la reunión que tener que votar en contra de la propuesta.

Los costos comparativos
¿Tiene sentido una propuesta como la de #SinVotoNoHayDinero? Para tener un dato comparativo podemos ver ¿cuánto cuestan las elecciones en México y en otros países?:

Las elecciones de 2016 en 13 estados de México costaron $8,520 millones de pesos que divididos entre 29’708,414 votantes registrados en el padrón electoral, costaría cada voto $286 pesos. Pero si tomamos en cuenta la participación real en las elecciones, costó cada voto $611 pesos. Para las elecciones de 2017 se estima que el costo nominal será de $203 pesos por voto, pero falta todavía saber cuántos electores se presentarán a votar y cuántos votos válidos serán emitidos.(1)

Algunos datos de otros países son los siguientes:
Reino Unido en 2015 cada voto costó 2.85 cerca de $57 pesos. India en 2014 cerca de $78 pesos por votante. Brasil $12.7 pesos por votante. Estados Unidos $30 Dlrs por votante.(2) Con lo que queda México en un costo por voto fuera del contexto internacional.

Además ni los partidos ni los candidatos reportan sus gastos completos, por ello no conocemos a ciencia cierta el origen del dinero de fuentes no gubernamentales, por lo que en caso de incrementarse las aportaciones privadas, aumentarían las presiones de personas y/o empresas infiltrados en el sector público, incluido los intereses de dinero de origen ilícito. Por otra parte los candidatos independientes reciben muy pocos recursos y con muchas restricciones, lo que los deja en desventaja frente a los candidatos de los partidos.

¿Quien nos representa?
Para los ciudadanos comunes y corriente resulta inadmisible un comportamiento como el mostrado por los diputados al faltar a la reunión de la comisión de Puntos Constitucionales. ¿Acaso no les pagamos con recursos de nuestros impuestos para que hagan su trabajo? ¿Están en desacuerdo con la propuesta? ¡Tendrían que haberlo argumentado durante la reunión! ¿Consideran que tiene riesgos la propuesta? Háganlos públicos en las reuniones de la comisión de Puntos Constitucionales o el pleno de la Cámara de Diputados.

En resumidas cuentas quedan estas y otras preguntas en el aire para ser respondidas por los diputados: ¿A qué intereses responden los diputados? ¿A quién representan los diputados? ¿A sus partidos, a sus patrocinadores o a los ciudadanos?

Fuentes de Información
1. www.altonivel.com.mx/elecciones 2016/cuanto nos cuesta la democracia en mexico
2. www.bbc.com 2016

Total
0
Shares
Related Posts