30 DE ENERO AL 3 DE FEBRERO AGROMERCADO

Durante la quinta semana de negocios en la Bolsa de Chicago del 30 de enero al 3 de febrero, la soya alcanzó su segunda semana consecutiva con saldo negativo, producto de las mejores condiciones climáticas en Argentina y la, ya conocida, perspectiva de una cosecha récord en Brasil. En cambio, la condición para el maíz fue distinta, cerrando con ligeras alzas sostenidas por la firmeza de las exportaciones estadounidenses, entre otros factores. En cuanto al trigo, la debilidad del dólar frente al euro estuvo entre las razones que posibilitaron observar un balance alcista.

Maíz

El balance de la semana en la Bolsa de Chicago dejó un saldo ligeramente positivo para los precios del maíz, donde las posiciones marzo y mayo sumaron 0.76 y 0.81%, al pasar de 142.71 a 143.79 y de 145.56 a 146.74 dólares por tonelada. La buena evolución de las exportaciones estadounidenses; la firmeza del petróleo; el incremento de la producción de etanol declarado el miércoles por la Administración de Información de Energía, y la devaluación del dólar frente al euro fueron los factores que alentaron el repunte del cereal. No obstante, en el lado bajista encontramos elementos que evitaron que las alzas de la semana fueran mayores. Por una parte, continúa la incertidumbre respecto al rumbo que tendrá la relación comercial entre los Estados Unidos y México, su principal demandante de maíz; y por otra la previsión de una cosecha abundante en Brasil, donde, tanto FcStone como Informa Economics elevaron sus previsiones esta semana.

El reporte semanal del USDA sobre las exportaciones estadounidenses para maíz, presentó ventas por 1´143,600 toneladas, cifra superior al rango previsto por el mercado, de 800,000 a 1.1 millones de toneladas.

Trigo

El balance de la semana dejó un saldo negativo para los precios del trigo de los Estados Unidos. Las posiciones marzo y mayo sumaron 2.32 y 1.96%, al pasar de 154.51 a 158.09 y de 159.65 a 162.78 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos variaron de 159.56 a 161.86 y de 164.06 a 166.63 dólares. La debilidad del dólar frente al euro y algunas noticias de los principales proveedores mundiales fueron las responsables de la tónica alcista, dentro de un nivel de precios que continúa siendo bajo, debido a los amplios inventarios.

Durante la semana varios países hicieron declaraciones destacando Rusia, donde el Ministro de Agricultura, informó que alrededor de 650.000 hectáreas están en riesgo por las temperaturas extremadamente bajas. Por su parte, fuentes privadas de Ucrania señalaron que las exportaciones de trigo durante enero alcanzaron 983,000 toneladas, cifra por debajo de las 1.4 millones de toneladas de diciembre pasado. En este mismo tenor, la Unión Europea informó que las exportaciones totales de trigo del ciclo comercial 2016/2017 suman 16.15 millones de toneladas, cifra 5% inferior al volumen negociado un año atrás.

Soya

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soya cerraron con saldo negativo en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones marzo y mayo perdieron 2.12 y 2.03%, al pasar de 385.54 a 377.36 y de 389.03 a 381.13 dólares por tonelada. La continuidad del buen clima para las zonas agrícolas argentinas comprometidas por los excesos de humedad y la previsión de una gran cosecha en Brasil fueron los dos principales fundamentos bajistas del segmento. Es importante señalar que las perdidas pudieron haber sido aún mayores de no mediar la apreciación de las monedas de Argentina y de Brasil frente al dólar, que les resta competitividad a sus exportaciones. Además, ese movimiento fue complementado con la devaluación del dólar frente al euro.

No debemos olvidar que los factores que han determinado el comportamiento del precio de la oleaginosa han sido, por una parte, la cosecha record obtenida por los Estados Unidos que alcanzó los 117.21 millones de toneladas y; por el otro, la incertidumbre sobre la superficie real a cosechar y los rendimientos en el hemisferio sur debido a los factores climatológicos extremos presentados a lo largo del ciclo en algunas regiones productivas, sobre los cuales lo operadores no acaban de definir el impacto que tendrán; que, no obstante, al día de hoy pareciera serán menores a lo estimado inicialmente, dando como resultado una sensación  bajista en el mercado.

Adaptado de Granar, S.A., recuperado el 04 de febrero de 2017 de: http://www.granar.com.ar/nota.asp?cid=49014

30 DE ENERO AL 3 DE FEBRERO FERVA CONSULTORES
Total
0
Shares
Related Posts